No estaba muerto… andaba de parranda ;)

Increíble pero cierto! El Jambato negro del páramo de Ecuador que se pensaba estaba extinto fue recientemente encontrado! Lee más sobre la historia del Atelopus ignescens que resucitó aquí 

“Un apasionado cura Salesiano y una familia campesina, llenos de fé, sonaron las campanas que anunciaban la presencia del Jambatiug, Caballito de Dios o Castillo en tierras que por ahora conviene mantenerlas en el anonimato y que oportunamente serán conocidas. A su llamado acudimos, incrédulos, Giovanni Onore y el autor de este artículo, luego se sumó Elicio E. Tapia. Ahí estaba el jambatito negro azabache, tal y como lo vimos en aquellos tiempos de juventud” (Coloma, 2016).

 

 

‪#‎conservacion ‪#‎Ecuador

 

‘Otongachi’ se abre al mundo

dscf0326.jpg

 

Tomado de Diario La Hora…

“Trabajamos por la conservación del monte, de la montaña, debemos aprender a convivir con la selva y con todo lo que tiene por ofrecernos. A las nuevas generaciones se les debe enseñar las utilidades que tienen cada animal y cada plata, mas no destruirlas. Nuestras reservas están abiertas para eso. En Otongachi que se encuentra en la Unión del Toachi estamos construyendo una estación científica que además contará con habitaciones y miradores espectaculares”, dijo Onore.

 

Para ver el articulo completo sigue este enlace

El Doc Onore…por Gaby Lopez

Yo entré por primera vez al edificio de la Facultad de Biología de la PUCE hace mucho mucho tiempo. Al “Doc” lo conocí allí mismo, días después. Apareció nomás, con su panza y sus carcajadas inmensas. Él siempre sonreía y en sus ojos guardaba mil historias que iba sacando poco a poco. ??????????????????????????????? Justo donde todo parecía morir, aparecía él. Él nunca hablaba de muertos, sino de vivos. Era un alivio. Las arañas eran princesas en su boca y muchos bichitos tenían su apellido. Con él, todo parecía tener un sentido profundo, mucho más allá de la ciencia oficial. Él le devolvía la vida a todo, hasta a los humanos, como un padre.

Un día, el Doc nunca más regresó a ese edificio. Yo tampoco. Entonces comencé a visitarlo en su casa. Cada vez que voy a su casa, salgo llena. Llena de semillas, de mermeladas, de chocolates y de historias nuevas. Todo eso es como una gran bodega en el alma, que me sirve en esos momentos en los que todo parece perder el sentido.

Gaby doc OnoreUna buena época solía ir a su bosque. Una vez que alguien entra a la vida del Doc Onore, es casi inevitable comenzar a visitar su bosque. Y es que el Doc. Onore es esa extraña mezcla entre el gran científico y el ser humano profundamente espiritual. Impecable como académico, pudo ver más allá. Entonces, de un profundo acto de amor, hizo nacer al Bosque Otonga. De su amor a la vida y de su certeza de que mientras más vida exista, mejor. Quizá por eso el entrar a ese bosque es tan especial* . Quizá tiene que ver con el amor de quienes lo cuidan. Aunque él no lo ha hecho sólo, estoy segura que muchos y muchas no nos imaginamos a ese bosque sin él. En este mundo tan enmarañado y complejo, cada plantita, cada bichito del Otonga es una oportunidad, no sólo de preservar sus vidas físicas sino también la sabiduría milenaria que sólo la tierra virgen y sus habitantes pueden guardar. El Doc Onore, la familia Tapia y otros tantos lo sabían, lo sabían desde un inicio, y por eso hicieron de ese bosque su vida.

Dicen que una puede tener la familia en dónde nació y la familia que una se va haciendo en la vida. Desde que lo conocí, el Doc siempre ha sido una mezcla entre mi abuelo sabio y mi hermano cómplice. Él es parte de mi familia.Giovanni Tanto como lo son mis padres y mis hermanos y hermanas. No recuerdo una sola vez que lo haya visto y que no haya salido de ese encuentro con una renovada sensación de esperanza en la vida. El Doc me ha enseñado de la fe, de ese dar la vida por algo, por alguien. El Doc Onore es un caminante, que con sus palabras y sus acciones me enseña a escuchar y a escucharme y, rodeada de esas voces, caminar haciendo mi propio camino, sea cual este fuere.

————-
*Por esos años, corría el rumor de que si una pareja de novios subía al bosque del Otonga, esa pareja nunca se iba a separar.

Y mi vida nunca volvio a ser igual….

Hay ciertos momentos, personas, lugares o incluso olores y sabores que me impactaron de tal manera que mi vida nunca volvio a ser igual….

Cuando era estudiante de segundo año de biología, por ejemplo, tuve un profesor de zoología – entomología,Giovanni Onore, quien siempre me animó a experimentar, a pensar y a actuar diferente. Sin darme ni cuenta, al poco tiempo de conocerlo, me enamore del bosque nublado de Otonga, de su gente, de sus niños y de todos los bichitos del lugar. En sus clases, el tenía una manera super especial de compartir sus conocimientos. El nos contaba cuentos, anecdotas, chistes e historias….usaba una mezcla perfecta de ciencia, fantasía y experiencia personal.gio Me gustaban tanto sus clases y aprendí tanto de los insectos… Que al igual que él, me volví entomologa 🙂 Quizás piensan que siempre me gustaron los bichitos… pero nooo. En realidad al entrar a estudiar, planeaba especializarme en neurobiología y antes de cruzarme con el Doc Onore en el camino…estaba bastante convencida de que así sería… caro trampa

Después de convertirme en super amante de los bichitos, el Doc Onore siguió desafiandome e inspirandome a ir aún más allá… Me abrió todas las puertas que estuvieron a su alcance y con su inmensa sonrisa y cariño me guió y dió fuerzas para seguir. Siempre sentí su apoyo y cariño, y lo más lindo…construimos una hermosa amistad en la que compartimos valores, ideales y sueños. En el 2005, Giovanni me invitó a colaborar con algunas de las actividades que lleva a cabo en el Bosque Otonga. Un poco de educación ambiental con los niños de las escuelas en un inicio, reforestación del area más adelante y tantos otros esfuerzos que hace para conservar uno de los bosques más hermosos de nuestro país. Con gran esfuerzo, Giovanni y su Fundación Otonga, protegen la biodiversidad del Bosque de Otonga, con la participación activa de las comunidades de los alrededores, especialmente los niños. El increíble trabajo que Giovanni ha hecho en la zona, realmente me inspira a querer seguir sus pasos y trabajar hacia el mismo objetivo: proteger el bosque y su gente.

Desde entonces he colaborado con varias de las iniciativas de la Fundación Otonga en pro de la conservación del bosque…pero aún más importante, desde entonces, mantengo mis ojos, corazón y mente muy abiertas para seguir aprendiendo del Doc Onore, del Bosque, su gente, y su magia…

Puedes conocer más de Giovanni y su gran trabajo aquí

Bridging Hearts, Opening Minds and Doing Things Together

Tertulia Científica with Giovanni Onore

Yesterday, we shared a wonderful moment with about 30 friends of Otonga at the “Café Libro” coffee shop in Quito. The objective of the night? to grab a cup of coffee and be part of a lively discussion about the Value of Biodiversity. Giovanni Onore was the perfect ingredient for a fun and informational night full of inspiration, annecdotes, and great insights.
“It is like going back in time and been in one of his lectures” said one of the participants. And it really was like going back in time! Dr. Onore has an amazing power to bring people together and inspire youth. His particular style keep people’s attention and touches everybody’s heart. The message of the night was really straightforward and clear. Ecuador has an incredible biodiversity which make us all proud BUT most important Ecuador has an enormous responsibility to manage and preserve such important biodiversity. How to do that? Onore strongly beleive in the importance of providing education and equal opportunities to everybody so new cutting-edge alternatives can emerge to improve the quality of life of people in total harmony with nature. As part of the night we shared experiences about how to help and how to work for biodiversity conservation. Some good examples of how inspired youth have started great initiatives is the case of FLOARE an enterprise started by Gabriel Iturralde, one of many Onore ex-students. Floare´s main iniciative is the commercialization of baby orchid plants presented as part of an original design, adaptable to urban spaces. Overall, the project is based on borrowing the richness of nature and adapting it to vanguard designs that will provide funds necessary for the social development and conservation of natural Ecuadorian species.
A great initiative with lots of potential considereing that Ecuador has near 4000 species of orquids wich are admired worlwide!!! Congratulations FLOARE!

Another inspiring example is the Centro Jambatu and Wikiri initiative. In one hand, Centro Jambatu is an institute dedicated to research and conservation of Ecuadorian amphibians. It has successfully been implementing the Strategic Plan to safeguard amphibians from extinction by conducting long term monitoring and research, managing amphibians at high risk of extinction in their natural habitat and in the laboratory, providing free access information about the status of Ecuadorian amphibians and promoting outreach and education initiatives. WIKIRI on the other hand, commercialize amphibians and other related products for the pet and educational markets, fighting the illegal wildlife trade and allocating its income to fund research, forest conservation, and education of children and youth in “frog-diverse” areas. Great job Wikiri!

It was a really nice night! Dr. Onore officially invited everybody the event at the communities for the coming 27 of July 2012. The event is called the “Web of Life World Tour: Ecuador”, and we really hope all our friends will come.
Finally, I would like to thank everybody for sharing with us such a lovely night!

A big Hug,

Caro

And my life has never been the same again…

There are some moments, people, places or even smells and flavors that somehow impacted me in such a way that changed my way of thinking and living…

While I was a second year student of biological sciences, for example, I had a professor of zoology-entomology, Prof. Onore, who always encouraged me to “think outside the box” and challenged me by taking me out of “my comfort zone” without even noticing it. He had a particular way of sharing knowledge with his students. He mainly relied on the power of story telling and personal experience. He was teaching us about insects, and for every single family of insects he had a special story to tell, a particular anecdote to share or a funny joke to laugh about. He was very engaging! Soooo engaging that I became and entomologist, just like him! You would probably think I liked insects, but actually nooop! I didn’t. I was planning to study neurobiology before meeting Prof. Onore, and I was pretty convinced that was my way!

After converting me into an insect lover, he kept challenging me to move further and further away from my comfort zone. As one of his students, I always felt his support and encouragement, and we developed very quick a nice friendship based on shared values and ideals. In 2005, he invited me to collaborate with some activities concerning environmental education, reforestation, and biodiversity conservation in a cloud forest located in the west slopes of los Andes in Ecuador. He is the executive director of a small NGO that aims to protect the biodiversity of the forest with the active participation of the surrounding communities, especially children. It was my first real experience working in the field and I loved it. The incredible work that he has done in the area, really inspired me to follow his steps and work toward the same goal, protecting the forest by helping people to help themselves.

Since then I’ve been collaborating with several initiatives to preserve one of the most diverse endangered ecosystems in Ecuador, but the most important, since then, I keep my eyes, heart and mind quite open to let the magic of life happen…

En español